Imprimir el artículo




Aportes para la interpretación del I Ching
MÉTODOS COMPLEMENTARIOS

por el Ingeniero Carlos Molinero

Quinto Artículo
Los Hexagramas del Cielo Previo y su incidencia en la idea consciente que precede a la respuesta oracular





Introducción

 

   En el primer artículo de esta serie (al que remitimos por brevedad) hemos desarrollado la introducción sobre el uso de interpretaciones complementarias a la tradicional o básica , con las advertencias del caso.

   En el presente, estamos concentrándonos en el analisis de los hexagramas del Cielo Previo.

 

Qué son los hexagramas Del Cielo Previo

 

   Como sabemos, cada hexagrama cuenta con seis líneas, y puede resumirse  también como dos trigramas ( conjunto de tres líneas) superpuestos uno sobre otro. Denominamos  esos “trigramas” como el “superior” y el “inferior” ( Ver artículo 2 sobre nucleares).

   En la parte del texto del Libro que usualmente no es utilizado en la consulta oracular, y  más particularmente en el Shuo Kua ( o “disquisición sobre los trigramas”) aparecen ( ver ediciones completas) dos figuras que disponen los trigramas como en una rosa de los vientos, y los ordenan según los puntos cardinales ( comenzando por el sur en la parte superior:
Sur ( arriba), Sudoeste, Oeste ( a la derecha), Noroeste, Norte ( abajo), Noreste, Este ( a la Izquierda), y Sudeste.

   A cada uno de estos “vectores geográficos” le asignan un trigrama.

   Ambos esquemas asignan un trigrama distinto a c/u de ellos.

   Estos diagramas se denominan tradicionalmente  como “Secuencia (u Orden) del Cielo Previo” ( o de Fu Hsi) y “Secuencia ( u Orden ) del Cielo Posterior” (o del rey Wen).

   Reproducimos aquí ambos diagramas.


Rosas de los vientos de C. Previo y Posterior
Secuencia del Cielo Previo
(orden pre-mundano, o de Fu Hsi)
Secuencia del Cielo Posterior
(orden intramundano, o del rey Wen)

Fig 5.1
 


                                                                    

   Si ahora conformáramos un nuevo hexagrama, constituido como la sustitución en el hexagrama situacional que deseemos, de los trigramas inferior y superior, respectivamente, (luego de ubicar el vector geográfico en que dichos trigramas se encuentran en el orden del rey Wen), por los trigramas respectivos  que se ubican en el mismo vector geográfico del orden de Fu Hsi, esta vez, obtenemos el hexagrama “derivado” que denominamos “del Cielo Previo”

   Ver ejemplo en figura 5.2


Formación del Hexagrama de Cielo Previo


Fig 5.2



 

   Como simplificación podemos entonces realizar la siguiente tabla de equivalencia de trigramas.

   En la primera columna se aprecia el vector geográfico según el esquema de rosa de los vientos, en la segunda, que trigrama se ubica en él, según el diagrama o secuencia de Fu Hsi, o del Cielo Previo (es decir la que corresponde al mundo de los conceptos, o Previo al mundo de los sentidos) y en la tercera el trigrama que se encuentra en el mismo vector geográfico en la secuencia del rey Wen (o del Cielo Posterior, es decir en el mundo de los sentidos)


Vector
Cielo Previo
Cielo Posterior
Sur
Cielo
Fuego
Sudoeste
Viento
Tierra
Oeste
Agua
Lago
Noroeste
Montaña
Cielo
Norte
Tierra
Agua
Noreste
Trueno
Montaña
Este
Fuego
Trueno
Sudeste
Lago
Viento


                       

 

   Cada hexagrama tiene entonces SU hexagrama de Cielo Previo

   En nuestro libro “I Ching Personal”, lo indicamos en un anexo cuya tabla reproducimos aquí.


Hexag.
Cielo Pr.
Hexag.
Cielo Pr.
Hexag.
Cielo Pr.
Hexag.
Cielo Pr.
1
52
17
63
33
27
49
5
2
57
18
54
34
56
50
10
3
36
19
59
35
44
51
30
4
16
20
28
36
9
52
51
5
15
21
13
37
43
53
17
6
23
22
34
38
6
54
64
7
20
23
32
39
24
55
14
8
46
24
37
40
35
56
25
9
31
25
22
41
40
57
59
10
4
26
62
42
49
58
29
11
53
27
55
43
39
59
45
12
18
28
60
44
41
60
7
13
26
29
2
45
48
61
47
14
33
30
1
46
61
62
21
15
42
31
3
47
8
63
11
16
50
32
38
48
19
64
12



La respuesta De Cielo Previo

 

   En el primer artículo hemos postulado nuestra interpretación sobre las respuestas derivadas. Consecuentemente con esa postulación, una respuesta oracular, generalmente constituida por dos hexagramas , con algunas líneas móviles, lleva, a nuestro juicio, implícita una “respuesta de Cielo Previo” que sería la conformada por los hexagramas De Cielo Previo correspondientes al hexagrama principal y al complementario, y las líneas significativas de igual puesto de las significativas del Principal, en el hexagrama de Cielo previo del Principal. Así la definimos.

 

   Primera observación importante: en la respuesta oracular, las líneas móviles del principal, al mutar , cambian, haciendo obtener el hexagrama complementario. En el caso de la respuesta De Cielo Previo, tal como la definimos,  las líneas significativas, al mutar, no dan necesariamente el De Cielo Previo del complementario. Esto es así pues éste no es la mutación del CP del principal, sino el CP del ya mutado (o complementario), lo que, obviamente no es lo mismo. De hecho la relación entre trigramas de ambas secuencias no se encuentra en un orden matemático o lógico que conozcamos, y en principio, suponemos, responde a un orden cuya relacionalidad pudo haber sido conocida por los “santos sabios de antiguos tiempos”, pero de cualquier modo no re-descubierta aún por nuestras generaciones.

   En todo caso, y según nuestra postulación, la respuesta correcta a analizar, es la que utiliza el “CP del complementario”, pues sería la “conformación de Cielo Previo de la respuesta original”

   Ver el ejemplo con las figuras correspondientes, 5.3 y 5.4.

 

 

La  Interpretación

 

   Es nuestra interpretación ( postulada en nuestra obra citada) que los hexagramas de Cielo Previo representan, análogamente a la secuencias citadas para el caso de los trigramas,  el mundo de los conceptos, o “previos al mundo de los sentidos”,  en tanto el del Cielo Posterior, representa el mundo de “las apariencias”, o de los sentidos, lo material, que se deriva del mundo de los conceptos, y es posterior en el sentido de consecuencia de él.

   Por lo tanto,  la “respuesta de Cielo Previo” representa, analógicamente, la idea previa, el concepto consciente (en lugar del nuclear, lo inconsciente) que precedió al tiempo o la situación descriptos en la respuesta oracular.

   Esto significa también, que realizar este análisis (que requiere una integración de esta respuesta con la respuesta básica, y por ello un esfuerzo interpretativo y reflexivo adicional), aparece más adecuado para consultas que traten sobre ideas o planes, elucubraciones o temas  donde la estrategia y preparación consciente tengan un rol importante.

   En otros casos no tendría sino una importancia no significativa, y perdería su real justificación.

 

 

 

Ejemplo de aplicación

 

   Cuando realicé la consulta sobre “el mejor modo de realizar el Libro de I Ching que estaba planeando”, la respuesta  fueron los hexagramas 15, con 4ª linea significativa, y 62.


Hexagrama 15
Complementario 62

Fig. 5.3



   Esto me indicaba en la respuesta “básica”, sintéticamente:

   En un marco general, de volar bajo, de realizar un libro, ni osado ni caro (cuidar la economía) recomienda buscar un justo equilibrio entre los méritos y  la modestia (ni ocultar ni desmerecer): Ser modesto sin quedarse frenado por ello.

 

   Los Hexagramas de Cielo Previo correspondientes resultan  42 y 21, con línea significativa en 4º puesto del 42.


Respuesta de Cielo Previo
42
21

Fig. 5.4



   Primer Observación: si uno metodológicamente quisiera aplicar la mutación de la línea 4ª en el 42, obtendría como hexagrama secundario el 25 (la inocencia o lo inesperado) , y no el 21 (ir a la esencia, lo drástico/tajante). Sin embargo la respuesta nuclear tal como la definimos, es 42  con 4ª línea y 21.

   Esta combinación no se daría nunca en una respuesta oracular (pues para obtener una mutación del hexagrama 42 al 21 se necesitarían líneas significativas o móviles en los puestos 4º , 5º  y 6º, y NO  sólo en en el 4º).

   Esta observación es análoga a la realizada en el caso de las respuestas  nucleares ( Segundo artículo de esta serie). A él nos remitimos por brevedad.

 

   Por ello mismo la respuesta obtenida, es como la combinación de los hexagramas y líneas significativas:  una realidad que no se da en la situación exterior, sino sólo en lo conceptual, en el mundo donde todo es posible, que es la mente. En este caso no el inconsciente, sino la mente planificadora, la imaginación despierta, la mente consciente. 

 

   Teniendo ello en cuenta: ¿qué respondió desde el “cómo debo hacer el libro”?

 

   En un marco de ir a lo esencial (lo contrario del 22, la forma), es decir sin importar tanto la forma como el contenido, estableciendo sólo los hechos (conceptos) esenciales, relevantes, en forma sintética, "tajante", uniendo pese a los obstáculos, la idea consciente es aumentar, en el sentido de dar a los otros, pues “gobernar es servir” y “sacrificarse por lo inferior te aumenta”.

   La modificación ética, la limpieza, es el más importante aumento. En este momento, así se puede ganar afectos, amigos, crecer (texto ídem).

   Pero (línea en 4º puesto) sabiendo que estás en una posición intermedia ( entre el público y el verdadero Sabio, el I Ching o  Maestro Interior), como un enlace ( ni más ni menos) que funciona como una buena influencia en conductor y conducidos a la vez.

   No protagonismos exagerados: apenas un enlace.

 

   Y sí, esto era, confirmo, lo que “me proponía” conscientemente, al intentar hacer el libro, sobre el  que consulté “cómo hacerlo”. Si después lo logré o no, es otra cosa.

 

 

   Ojalá este aporte (que  nuevamente como en el resto de los artículos, esperamos sea analizado o criticado por los lectores, encontrándole todas las fallas), sirva para incentivar la investigación, en nuevos aspectos de la riqueza que nos otorga, como siempre, el Libro.


Imprimir el artículo


 


Carlos Molinero
Ingeniero
30 de mayo de 2002

E-Mail:
carlos@saiching.org



 


Anterior Artículo
Siguiente Artículo
Cronograma



© SAICHING 1997-2012