Imprimir el artículo



Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(Sexta Parte)




Autor: Ing. Raśl Jurovietzky


Introducción

Comenzaremos esta sexta parte con la consideración de las posibles combinaciones de Género (G) y Pureza (P) en los trigramas componentes de los hexagramas y su representación en los 7 niveles ya vistos – número de líneas yang (0..6) – así como su representación a través de tetragramas – dos digramas.

Luego proseguiremos tomando a partir de los 64 hexagramas la clase de equivalencia que se obtiene ya no por invertibilidad sino por inversión disjunta (DI – definición 5).
Finalmente determinaremos los 9 subconjuntos primarios desordenados (sA’ .. sI’).

 

3.5 – Género, Pureza, Tetragramas

Pasemos a considerar las posibles combinaciones de Género – Masculino; Femenino – y Pureza – Puro; Impuro – sobre los 7 niveles (0..6).

Las abreviaturas que se utilizan son:


             

Al trabajar con los hexagramas separamos los mismos en dos trigramas. Al trigrama superior lo llamamos T1 y al trigrama inferior T2.

En los trigramas el género se determina o por la línea minoritaria o cuando el total de líneas es del mismo tipo (yang o yin):

 

Trigramas masculinos:
Trigramas femeninos:

 

En tanto que los trigramas puros son aquellos que tienen sólo un tipo de línea (yang o yin):

 

Trigramas puros:

 

Trigramas impuros:

 

Teniendo ahora en cuenta para los 8 trigramas la doble clasificación por pureza y género, y secuenciando de acuerdo a “MSB en lo alto (y < Y)”, de izquierda a derecha, tendremos:


Que corresponden a:

PF          IM            IM          IF            IM           IF           IF         PM

De acuerdo a lo anterior si tomamos ahora el esquema de los 36 HEC con el ordenamiento de “MSB en lo alto (y < Y)” distribuidos en los 7 niveles, ya visto en la cuarta parte de este artículo – lo reproducimos aquí por comodidad de análisis:


                                 Fig. 1
y en esta figura en lugar de los hexagramas colocamos las combinaciones de pureza y género de los trigramas que los componen tendremos:
L     T1:T2
0 :   PF:PF
1 :   PF:IM, PF:IM, PF:IM
2 :   PF:IF, PF:IF, PF:IF, IM:IM, IM:IM, IM:IM, IM:IM, IM:IM, IM:IM
3:    PF:PM, IM:IF, IM:IF, IM:IF, IM:IF, IM:IF, IM:IF, IF:IM, IM:IF, IM:IF
4:    IM:PM, IM:PM, IF:IF, IF:IF, IF:IF, IM:PM, IF:IF, IF:IF, IF:IF
5.:   IF:PM, IF:PM, IF:PM
6:    PM:PM

Si ahora analizamos por nivel y tomamos sólo un hexagrama ejemplificativo por cada una de las combinaciones diferentes, estas resultan ser las siguientes 11:
PF:PF, PF:IM, PF:IF, IM:IM, PF:PM, IM:IF, IF:IM, IM:PM, IF:IF,
IF:PM, PM:PM

Observamos que salvo el caso: (IM:IF, IF:IM) del tercer nivel todos los otros son únicos a través de la clase de equivalencia según la invertibilidad (I), pero precisamente en este caso diferente se hacen indistinguibles IM:IF e IF:IM por pertenecer a la misma clase de equivalencia (I).

Sólo tenemos que designar a uno de ellos como representante de la clase. Seleccionamos a IM:IF. Tenemos así a los 10 representantes de una operación de invertibilidad.

También podemos tomar para los otros el que se ha mostrado o su inverso (I) dado que se han hecho indistinguibles respecto a la operación (I), lo hacemos de tal manera que nos permita explicar el diagrama que presenta Cook en su texto.

Así tenemos:
PF:PF, PF:IM, PF:IF, IM:IM, PM:PF, IM:IF, PM:IM, IF:IF, PM:IF, PM:PM

Si ahora los ubicamos en la representación de 7 niveles (0..6), considerando el primer hexagrama que presenta la característica  T1:T2  indicada, tenemos la figura que aparece en el texto de Cook en la página 159:

                                          Fig. 2

 

Si en la figura de los 36 HEC tenemos, por ejemplo, en el cuarto nivel al hexagrama IM:PM   al tomar  PM:IM  aparecerá

Y esto vale para todas las inversiones producidas.

En el diagrama anterior se observa que tenemos una repetición en forma de ideogramas de lo expresado a su izquierda bajo T1:T2.

Además sobre la derecha aparecen 10 tetragramas, estos derivan de otra representación posible de pureza y género a través de dos digramas.

Esta representación está dada por la siguiente combinación:

 

Donde el digrama del tope corresponde al trigrama T1 y el digrama inferior corresponde al trigrama T2.

La representación de los 10 TT a través de los dos digramas indicados, en el mismo orden sería:


 

Estos son los que aparecen en el diagrama sobre la derecha, pero repartidos por niveles.

A continuación Cook vuelve a tomar los términos T1:T2 que reflejan el ordenamiento inicial a partir de los 36 HEC determinados por los 10 TT tetragramas representativos:

PF:PF, PF:IM, PF:IF, IM:IM, PF:PM, IM:IF, IM:PM, IF:IF,
IF:PM, PM:PM

La representación que resulta y es importante para los desarrollos futuros es:

   Fig. 3

Ahora tenemos los 36 HEC repartidos por nivel clasificados en 10 subconjuntos.

Cook nos indica que significado pleno de esta figura será discutido en la sección siguiente: “10 Subconjuntos (TT) de clases de hexagramas”.

Podemos formular dos observaciones ahora.

La primera es una reiteración de lo ya dicho anteriormente respecto a la libertad que se toma el Dr. Cook para recalcar por vía indirecta el ir jugando con los miembros de una clase cuando todavía no importa el ordenamiento en los que se toman, precisamente es esto lo que quiere remarcar a través de estos intercambios. Como ya habíamos indicado esto trae como consecuencia la introducción de confusiones hasta no llegar a interpretar lo que nos propone en esa forma indirecta.

La segunda observación es que ya se ha llegado a clasificar los 36 HEC en 10 subconjuntos, lo que muestra un grado de acercamiento al logro de los 9 subconjuntos primarios desordenados (sA’ .. sJ’). Esto queda remarcado por la representación propuesta por Cook respecto a los 10 subconjuntos actuales en la próxima sección, ya mencionada, al sustituir los tetragramas que llevaron a esta clasificación de 10 subconjuntos por las primeras 10 letras del abecedario como se indica en la siguiente representación:
    Fig. 4

 

Antes de proseguir con algunos de los elementos presentados en esta sección del texto, retrocedamos a la anterior para agregar algo de lo que nos propone Cook, pues resulta importante para los futuros desarrollos.

 

Cook ahora quiere yuxtaponer la división (10:6) de los 16 TEC distribuidos sobre los 5 niveles de tetragramas, a la división (10:6) de los tetragramas que provienen de la representación de las combinaciones de los 10 TT sobre los siete niveles. Lo hace directamente en una figura sobre la página 160 de su texto.

En procura de dar más claridad respecto a la comprensión de la misma, las trabajaremos por separado y con más detalle.

Vamos a partir por los TEC, y comenzamos por la figura siguiente que ya habíamos representado en la parte cuarta de este artículo:


     Fig. 5

 

Si en la anterior hallamos las clases de equivalencia por invertibilidad (I) en los mismos cinco niveles tendremos:

 

Vemos que tenemos 10 clases de equivalencia.

Seleccionando un representante por clase, una de las posibilidades es:


     Fig. 7

 

Como representante hemos tomado los segundos miembros en cada clase doble, ellos están ubicados en la parte izquierda de la figura (10 tetragramas), sobre la derecha están entonces los 6 primeros miembros de las clases dobles que pueden reemplazar a los segundos 6 miembros.

Esto por un lado, por otro consideremos los 10 TT, tetragramas representativos de los 10 hexagramas sobre los 7 niveles (0..6).

Tomando la parte derecha de la figura 2 tenemos los 10 TT representativos, nuevamente por comodidad de análisis reproducimos dicha figura 2:


   Fig. 2

 

Siendo estos tetragramas de la derecha los 10 TT representativos, y respecto a los 16 tetragramas de origen:

el complemento o sea los que no hemos tomado como representativos sería:


Si ponemos de manifiesto las clases simples y dobles completas en los 7 niveles (0..6):


Observamos en la figura anterior que los 10 TT han sido clasificados por inversión disjunta (DI).

Como en el caso anterior en las clases dobles se pueden tomar uno u otro miembro como representante, al haber 6 clases dobles, los miembros no seleccionados los podemos mostrar por separado, en el diagrama siguiente ellos están sobre la derecha. Podrían reemplazar a los 6 seleccionados.

Fig. 9

 

Ahora podemos yuxtaponer la división de los 16 TEC (10:6), en 5 niveles (0..4), con la de los 16 tetragramas que dan una división también de (10:6) pero en 7 niveles (0..6) que muestran los 10 TT.

Esta figura es la que aparece en el texto de Cook:



Fig. 10

 

Cook hace notar lo recién comentado diciendo que:

“…los 10 TEC son clases de invertibilidad (como lo son los 36 HEC), las 10 clases de equivalencia resultan de la inversión disjunta de los tetragramas…Como con la clasificación por invertibilidad, la clasificación por inversión disjunta (DI) del conjunto de 64 hexagramas resulta en 36 clases, pero con 28 pares DI-HEC (en lugar de INV), y 8 simples (el conjunto de 8 hexagramas con trigramas doblados, en lugar del conjunto de 8 NIN); la inversión disjunta del conjunto de 36 HEC resulta en un conjunto de 24 clases de hexagramas DI (que se discutirá más adelante).”

Señala también Cook que el complemento del conjunto de los 6 TEC invertibles es el conjunto de los 4 no-invertibles:


 

Además, que en el conjunto de 10 clases de equivalencia inversas disjuntas de tetragramas (DI-TEC) – la mitad derecha de la figura 10 – 6 clases contienen 2 miembros en los niveles [1, 2, 3, 3, 4, 5] y 4 clases en los niveles [0, 2, 4, 6] contienen un miembro simple. Haciendo el total de 16 tetragramas (6 x 2 + 4 = 16), como se muestra en la siguiente figura:

Fig. 11

 

Dirá al respecto Cook:

“Los 4 miembros de clases simples son:


 

 

(2 invertibles y 2 no-invertibles), ellos permanecen sin cambio bajo inversión disjunta (DI), y son por ello llamados ‘el conjunto de los 4 tetragramas inmutables’. Este conjunto tiene especial importancia tanto en relación al término nuclear cíclico (CNT) – ver def. 28 – como en relación a la definición de los subconjuntos primarios sA y sB.

La figura siguiente da dos representaciones del conjunto de 10 DI-TEC. La primera indicando que han sido seleccionados los primeros 6 tetragramas de las clases dobles a través del símbolo:      . La segunda indica que han sido seleccionados los segundos 6 tetragramas de las clases dobles a través del símbolo: . Otro símbolo utilizado es   que indica la representación simple del conjunto de los 4 tetragramas inmutables.

La unión de este conjunto de 4 con uno u otro conjunto de 6 resulta en uno de los dos conjuntos de 10 tetragramas:


  Fig. 12

Si ahora hacemos representaciones paralelas a la dada en la parte cuarta de este artículo y que por comodidad de análisis repetimos acá


   Fig. 13

Es decir, que hacemos el análisis DI-TEC por separado para uno y otro caso de la figura número 12 anterior obtenemos las dos figuras siguientes:

La representación     sería:


Fig. 14

Y la representación  sería:

Fig. 15

Observamos que los números sobre la izquierda (2, 2, 4, 6, 10, 16)

Reflejan la duplicación de los primeros números de la secuencia de Fibonacci (G2).

Cook agregará que la misma secuencia G2 se presenta cuando la clasificación DI se aplica al conjunto de los 10 tetragramas representativos de los TEC. El resultado, dirá, es un conjunto (TEC-DI) de 3 clases con dos miembros cada una, y 4 clases de miembros simples, 2 invertibles y 2 no invertibles:

Fig. 16

Esta última la reescribe para mostrar las tres filas (1..3) de los pares DI (aparecen sobre la izquierda) y las 4 clases de miembros simples (sobre la derecha) en los 5 niveles (0..4) correspondientes:


Fig. 17

Como cada una de las 3 clases dobles puede estar representada por cualquiera de sus miembros, el conjunto de 7 TEC-DI puede mostrarse como sigue:


   Fig. 18

Luego de presentar esta figura dirá Cook:

“El conjunto de 4 clases de miembros simples es designado como TD-4 (TEC-DI-4) – ver def. 31 – tiene 2 invertibles en el nivel 2 y 2 no invertibles. El TD-4 es un superconjunto del conjunto de las tres clases de tetragramas inmutables (CNT): y es paralelo a un conjunto de clases de hexagramas que se introducirán más adelante en relación al análisis DI de las 36 clases de hexagramas.

Las secuencias recurrentes (TEC, TT, TEC-DI) (16, 10, 6, 4, 2, 2) presentan patrones, que hacen foco especial en derivaciones que se verán más adelante, en relación al análisis de la estructura de trigramas y hexagramas.                                                              

En los desarrollos que siguen, estos patrones probarán el ser significativos para la asignación de género en el nivel-3, y para la determinación de aspectos claves de la secuencia completa de las 36 clases y de la secuencia de miembros dentro de clases invertibles.”

 

“El conjunto de las 10 TT clases de trigramas discutido en este análisis sirve como base para la definición y ordenamiento de los subconjuntos de clases de hexagramas. La unión ordenada de estos subconjuntos se combinará en superconjuntos ordenados, los cuales luego se combinarán en el conjunto principal ordenado de las 36 clases. Finalmente, cinco de los siete niveles conducirán al ordenamiento final de un subconjunto de clases invertibles (en sO), para producir el ordenamiento final de los 64 hexagramas”.

 

Aquí Cook establece un plan general de avance de sus desarrollos que, en la página 248 de su texto representará en un diagrama ya dado en la parte tercera de este artículo, lo repetimos aquí para mantenerlo actualizado:


                 
           Fig. 19

 

3.6 – Determinación de los 24 subconjuntos DI

En la siguiente sección de su texto llamada por Cook: “I. 10 subconjuntos (TT) de clases de hexagramas”, propone inicialmente los objetivos de la misma:

“El reconocimiento del conjunto de 10 clases de equivalencia de tetragramas inversos disjuntos (DI-TEC) que surgió en el análisis de género y pureza resultó en la creación de 10 subconjuntos TT de HEC, distribuidos en los 7 niveles. En esta sección, la clasificación DI es aplicada a los 10 subconjuntos TT, dando por resultado un conjunto de 24 subconjuntos DI los cuales serán luego examinados en términos de género, pureza e invertibilidad (GPI) contrastiva entre T1 y T2” – ver defs. 16-17-18 – “Un total de 20 subconjuntos GPI serán luego relacionados a la clasificación de trigramas (tEC)” – ver def. 21 – “lo que conduce a la clasificación de secuencia de trigramas dada en la siguiente sección”

Luego presenta Cook la figura que ya mostramos en páginas anteriores – ver Fig. 3 – a partir de la cual surge la figura 4 que reproducimos aquí para proseguir el análisis a partir de ella:


  Fig. 4

Dirá Cook a continuación:

“Cada uno de estos 10 subconjuntos (A..J) representa un elemento del conjunto TT de género y pureza (desarrollados en la sección anterior).

Los subconjuntos sobre la izquierda de la figura anterior (A, B, C, E, G, I, J) son llamados como subconjuntos del lado izquierdo, y los subconjuntos sobre la derecha (D, F, H) son llamados subconjuntos del lado derecho. Este conjunto de 10 subconjuntos provee las bases para las determinaciones del subconjunto primario (sA..sI): los principios para el reordenamiento (u ordenamiento) y unificación de los subconjuntos mecánicamente ordenados (o desordenados) serán derivados en las secciones subsiguientes. Los 8 subconjuntos impuros TT (B..I) están distribuidos sobre los 5 niveles impuros [1..5], 3 de los cuales tienen pares de subconjuntos (C, D; E, F; G, H) y dos de los cuales tienen solamente un subconjunto (B; I)”.

Lo expresado anteriormente por Cook está reflejado por la siguiente figura, en la que si observamos los números a la izquierda vemos aparecer nuevamente los primeros números de la secuencia de Fibonacci (1, 1, 2, 3, 5, 8), esta vez como G1.

 


Fig. 20

 

Prosiguiendo con las características de la operación DI, Cook nos indica que esta opera sobre el conjunto completo de los 64 hexagramas, en lugar de sobre el conjunto de 36 HEC para obtener 24 HEC-DI.

Para apreciar a donde conduce lo afirmado volvamos a ver una figura ya presentada en la parte quinta de este artículo que muestra los 64 hexagramas del conjunto 10:00000 distribuidos en los siete niveles (0..6):


Fig. 21

Lo que haremos ahora es aplicar las clases de equivalencia DI sobre la figura anterior separando las formadas por miembros dobles y simples:

 


Fig. 22

Hemos obtenido 36 clases, 8 simples y 28 dobles.

Vamos a tomar un representante por clase. Seleccionamos para ello el primer miembro de las clases de la figura anterior:



Fig. 23

Notamos en esta representación que algunos miembros de una dada clase invertible están a veces repetidos sobre determinado nivel como, por ejemplo, en el nivel 3 tenemos a , pero ello no ocurre con las 10 clases comprendidas únicamente por los trigramas no invertibles



Fig. 24

 

En estos hexagramas la operación DI coincide con la operación INV y hemos descartado en todos los casos uno de los miembros de la clase.

El conjunto obtenido de 36 DI tiene el mismo tamaño que el conjunto de 36 HEC, así como ocurría con los 10 tetragramas a partir de los 16 TET.

Nos dice luego el Dr. Cook:

“La inversión del conjunto de 36 HEC resulta en un conjunto de 24 clases de hexagramas inversos disjuntos (HEC-DI).

En esta clasificación, los 36 HEC se identifican primero, y solamente después se aplica la clasificación DI a los representantes.”

Es decir, debemos aplicar el mismo procedimiento que usamos en la parte quinta del artículo, en la definición 30: TEC-DI.

Ahora no tratamos con tetragramas sino con hexagramas y debemos partir de los 64 hexagramas aplicando primero la clasificación por invertibilidad (INV) y dejando completo el conjunto, tenemos las 36 clases. Después al resultado le aplicamos la clasificación por inversión disjunta (DI) y finalmente tomamos como representante al primer hexagrama, dejando uno de los otros como segundo. En algunas de las 24 clases tomadas en forma completa tenemos 4 hexagramas, como ya tomamos uno como representante nos quedan tres. De ellos dos provendrán de las DI y uno de la INV del representante. Podemos en forma arbitraria tomar el segundo, pero solo entre los hexagramas que provengan de la DI.

Así se llega a la figura que Cook presenta en la página 168 de su texto:


Fig. 25

En esta figura sobre la izquierda tenemos los 24 representantes de las clases y sobre la derecha los 12 seleccionados como segundos en las clases con dos miembros.

Finalmente podemos tomar los pares formados en estas 24 clases y abrir los 10 subconjuntos (A..J) de la figura 4 en estas 24 clases, asignando a cada una además de su designación (A..J) una letra minúscula secuenciada según el abecedario dentro de cada una de dichas 10 designaciones.

Obtenemos la siguiente figura:


Fig. 26

 

En dicha figura 12 subconjuntos son simples y 12 son dobles, tenemos así el total de 36 hexagramas (12 x 1 + 12 x 2 = 36).

Cook hace notar que los miembros de cada subconjunto doble tienen las mismas distinciones de género y pureza y los mismos componentes de trigramas aunque ordenados en forma diferente.

De acuerdo al programa dado inicialmente para esta entrega pasaremos ahora a la determinación de los 9 subconjuntos primarios desordenados.

 

3.7- Subconjuntos primarios desordenados (sA’..sI’)

En esta sección del libro del Dr. Cook se comienza por expresar el conjunto de los 9 subconjuntos primarios desordenados como un desarrollo del conjunto de los CNT (Términos Nucleares Cíclicos – Raíz Nuclear – def. 28) aplicados a los 10 subconjuntos TT (A..J) definidos con anterioridad.

Nos dice que los dos conjuntos – los TT (def. 2) y los primarios – difieren entre si en dos formas simples que involucran a los 4 hexagramas cuyos tetragramas nucleares son los TD-4 (def. 30) – los representantes allí indicados o sus inversos.


 

A estos 4 hexagramas:

 

 

Cook los denomina: TD-4 (HEC)

Las dos formas que menciona de diferencia serían:

{A} la unión de los dos subconjuntos puros TT: (A, J)
       Dando un nuevo subconjunto simple llamado sA’

{B} los dos subconjuntos simples de nivel 3 (ver fig. 26):

 

 Ea   y Fe intercambian sus lugares en los respectivos subconjuntos (E, F), dando lugar a los subconjuntos: sB’ y sC’

Tendremos entonces:

 

sA’: Nivel 0 ;     Nivel 6                                                


sB’: Nivel 3              

El subconjunto sC’ es el complemento a sB’ en el nivel 3.

De la figura 26 obtenemos – haciendo el intercambio indicado:


sC’: Nivel 3 

 

Observemos que el sC’ está parcialmente ordenado en el sentido de que han quedado definidos los hexagramas que le pertenecen. Pero no está ordenado en cuanto al orden interno. Lo que se pone de manifiesto al comparar los F de la figura 26 con los dados en sC’. Ocurrirá lo mismo con el resto de los subconjuntos primarios que nos falta encontrar.

Veamos los subconjuntos restantes.

Pertenecen a los 4 niveles (1, 2, 4, 5). Son 6 subconjuntos que llamaremos: (sD’, sE’, sF’, sG’, sH’, sI’), que vamos a definir en relación a todos los 3 HEC que tienen un trigrama puro.

De ellos 4 subconjuntos: (sD’, sE’, sF’, sG’) serán los que tienen los 3 HEC con un trigrama puro.

sD’ y sG’ ubicados en el nivel 1 y 5 no tienen complemento, es decir son únicos en su nivel.

sE’ y sF’ ubicados respectivamente en los niveles 2 y 4 tienen como complemento a sH’ y sI’, es decir sE’ y sH’ están ubicados en el nivel 2 y sF’ y sI’ lo están en el nivel 4.

Veamos primero los de 3 HEC, utilizaremos la figura 4 para ello:

              sD’ 

 

Observamos que Cook en su texto toma (pág. 237) a los inversos:
 
    “sD’      nivel-1 (sin complemento)”

 

Nuevamente su intención es remarcar en forma indirecta que todavía no interesa cual de los dos integrantes de las clases (HEC) se toma como representante. En la pág. 239 tomará los tres que dimos anteriormente nosotros. El hacerlo en forma indirecta, como ya comentamos en su oportunidad puede introducir confusiones respecto a la interpretación de sus cambios en las figuras.

Pasemos ahora a sE’, que en la figura 4 es denominado C

.

sE’   nivel-2 (complemento de sH’)

 

El complemento sH’ será:


sH ’    nivel-2 (complemento de sE’)

 

Ahora veamos sF’, que en la figura 4 está denominado como G:


sF’   nivel-4 (complemento de sI’)

 

El complemento sI’, que en la figura 4 es denominado H, será:


sI’     nivel-4 (complemento de sF’)

 

Finalmente completamos con sG’ (I en la figura 4):


sG ’   nivel-5 (sin complemento)

 

Tenemos así definidos – por la pertenencia – a los 9 subconjuntos primarios desordenados.

El Dr. Cook nos dirá: “Todos los 9 subconjuntos primarios desordenados han sido definidos, y el proceso realizado está dado en los 6 pasos (0..5)

{0} CNT: particionados en 2 subconjuntos (sA’, sB’);

{1} sA’: CNT puros, no invertibles, mutuamente obversos  (niveles [0, 6]);

{2} sB’: CNT impuro, invertible, auto-obverso (nivel 3);

{3} sC’: complemento de sB’ (nivel-3);

{4} (sD’, sG’, sE’, sF’): Hec con un trigrama puro  (niveles [1, 2, 4, 5]);

{5} (sH’, sI’): complementos de (sE’, sF’).”

 

Si representamos en los 7 niveles a los 9 subconjuntos primarios desordenados obtenidos (sA’.. sI’) – MSB en lo alto, [y < Y]; 10: 00000 – separándolos en 3 columnas, colocando a la izquierda a los 3 CNT (sA’, sB’), en el centro a los 4 subconjuntos que tienen una componente de trigrama puro (sD’, sE’, SF’, sG’) y a los 3 subconjuntos complementos (sH’, sC’, sI’) a la derecha, obtenemos la siguiente figura:


Fig. 27

 

Hemos así arribado al objetivo de la obtención de los 9 subconjuntos primarios desordenados (sA’ ..  sI’).

El próximo objetivo es, en base a ellos, obtener los 9 subconjuntos primarios ordenados (sA .. sI), a partir de los cuales se proseguirá con lo establecido en el plan general dado en la figura 19 por el Dr. Cook.
(Continuará)

Autor: Ing. Raúl Jurovietzky

 

 

 

Imprimir el artículo


Raśl Jurovietzky
Ingeniero
E-Mail: rauljuro@saiching.org

 




Hexagrama N° 56 Lü / El Andariego - El Viaje -
Por la Poeta - Narradora Lucía Rosso
Hexagrama N° 16 Yü / El Entusiasmo-
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Ensayo completo sobre I Ching y Sincronicidad
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Iching y Salud
Por la Doctora Beatriz Rodriguez
Metáforas cruzadas entre el I Ching, la Psicología Analítica y la Física Cuántica
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Hexagrama N° 5 Hsü / La Espera (La Alimentación),
"Un Enfoque Psicológico Transpersonal"
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Posibilidades y Probabilidades en el método de los tetraedros
- Comparaciones con otros métodos-
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Algunas reflexiones sobre los hexagramas N° 3 y N° 31
Hexagrama N° 3 Chun / La Dificultad Inicial
Hexagrama N° 31 Hsien / El Influjo (El Cortejo)

Por la Docente Rosa Shapira
Hexagrama N° 25 Wu Wang / La Inocencia (Lo Inesperado)
"Un Enfoque Psicológico Transpersonal"

Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Hexagrama N° 2 K´un / Lo Receptivo y Salud
Por la Doctora Beatriz Rodriguez
Polaridades, Anillos y Territorios en el I Ching
Por el Licenciado Miguel Weil
I Ching, algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
(1° Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
I Ching, algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
(2° Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
I Ching, algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
(3° Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
I Ching, algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
(4° Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
I Ching, algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
(5° Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
I Ching, algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
(6° Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
I Ching, algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
(7° Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Cómo enfrentar el problema de una respuesta del I Ching con muchas líneas móviles
(1º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Cómo enfrentar el problema de una respuesta del I Ching con muchas líneas móviles
(2º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
EL SENDERO DEL HÉROE Y LOS HEXAGRAMAS DEL I CHING
Los estados de conciencia del arquetipo del guerrero
"Un Enfoque Psicológico Transpersonal"
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Cómo enfrentar el problema de una respuesta del I Ching con muchas líneas móviles
(3º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Asociaciones en torno al hexagrama 50 - El Caldero
Por la Docente Rosa Shapira
Hexagrama N° 16 Yü / El entusiasmo,
"Un Enfoque Psicológico Transpersonal"
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Cómo enfrentar el problema de una respuesta del I Ching con muchas líneas móviles
(4º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Elementos de Álgebra Booleana aplicables a las estructuras del I Ching
(1º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Elementos de Álgebra Booleana aplicables a las estructuras del I Ching
(2º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Hexagrama N° 27, I "La Boca, La Alimentación"
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Reflexiones sobre el Tiempo y el I Ching
Por la Docente Rosa Shapira
Hexagrama N° 48, Ching "El Pozo de Agua"
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Hexagrama N° 50, Ting "El Caldero"
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Polaridades, Anillos y Territorios en el I Ching
(parte 2 de 3)
Por el Licenciado Miguel Weil
Elementos de Álgebra Booleana aplicables a las estructuras del I Ching
(3º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Hexagrama N° 49, Ko "La Revolución"
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Elementos de Álgebra Booleana aplicables a las estructuras del I Ching
(4º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Elementos de Álgebra Booleana aplicables a las estructuras del I Ching
(5º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Algunasreflexiones sobre el tema del destino en la poesía de Borges dedicada al IChing
(1º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Hexagrama N· 63, Chi Chi, “La Conclusión”
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Hexagrama N· 64, Wei Chi, “Inconcluso”
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Algunas reflexiones sobre el Hexagrama 43 (El Desbordamiento, La Resolución)
Por la Docente Rosa Shapira
Algunasreflexiones sobre el tema del destino en la poesía de Borges dedicada al IChing
(2º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Hexagrama Nº 1, Ch’ien, El Cielo,  “Lo Creativo”
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Más allá del oráculo
(o conversando con el I Ching)
Por Nené Montero
Yi Jing y el Budismo en elJapón de la Era Tokugawa
Por Luis E. Andrade
Elementos de Álgebra Booleana aplicables a las estructuras del I Ching
(6º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Algunasreflexiones sobre el hexagrama 5
(la espera, la alimentación)
Por la Docente Rosa Shapira
Algunasreflexiones sobre el tema del destino en la poesía de Borges dedicada al IChing
(3º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Algunasreflexiones sobre el tema del destino en la poesía de Borges dedicada al IChing
(4º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(1º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(2º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(3º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(4º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(5º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(6º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(7º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Noticia Bibliográfica
“Adivinar el Inconsciente”
Por Ezequiel Saad Tobis
Una colaboración desde España
“El I Ching es un grupo finito Abeliano e involutivo”
Por el Licenciado Javier Martínez de la Casa
Aplicación de la teoría de Grupos a la consulta oracular
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(8º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(9º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(10º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(11º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(12º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(13º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
   





Volver

© SAICHING 1997-2012