Imprimir el artículo

 




"Hexagrama N° 2 y Salud"

por la Doctora Beatriz Rodriguez



Mi consulta al I Ching:


            “¿Qué hexagrama me sugiere el “Anciano Sabio” para reflexionar en este momento, sobre salud, desde mi enfoque médico?”



Hexagrama 2
K´un / Lo Receptivo
(Tierra)



            El hábito cultural occidental confiere autoridad al saber, a la verdad obtenida a través del conocimiento científico.

            Desde este enfoque, muchas de las cuestiones que se plantean quienes estudian al ser humano, aún carecen de respuestas. Regiones de nuestro mundo interior nos son desconocidas.   No podemos, por ejemplo, dar a un individuo, de manera artificial la facultad de ser feliz.   
           
De pronto no podemos parar una tos irritativa que dura un mes.

            Desconocemos cuáles son las condiciones de vida más favorables para el desarrollo del hombre civilizado.

            Los elementos reunidos de todas las ciencias cuyo objeto es el hombre no alcanzan. Hasta nuestro conocimiento de nosotros mismos es primario.

            Ocurre que cuanto más avance científico adquiere la civilización, más nos olvidamos que los aparentes secretos y misterios que guardamos como seres, sólo pueden ser accesibles cuando nos identificamos con la esencia creadora del universo, con el principio máximo y supremo, llámeselo como se lo quiera llamar.

            Cuando el hombre gracias a la fe, se conecta a la mas elevada expresión del amor, comprende el funcionamiento de leyes que son universales, y comienza a comprenderse a sí mismo.

            Esta postura nos consta desde antiguo, ya que la Biblia nos habla de un paraíso terrenal, donde el hombre vive, en armonía con lo supremo y con la naturaleza, sin violencia, sin tener que matar. Desconoce las leyes, se opone a ellas y pierde la armonía y el verdadero conocimiento, cae en la enfermedad del alma; después la del cuerpo.

            Cristo, a través de la fe del amor, ilumina a los hombres, obra en el subconsciente del enfermo que se unifica con él mediante la fe y produce una milagrosa reordenación de las células.
            Esto es la expresión de una medicina reeducadora, guiada por la ley de causa efecto: Él insta a una vida recta, sin orgullo, sin violencia, sin gula, y desaparecen los males.

            El médico que intenta practicar el arte de curar se guía con este criterio; no hace milagros, pero desarrolla una sapiencia que es más poderosa que las intenciones plenamente conscientes y voluntarias, a las que también abarca. Y ese misterio que es el organismo humano y sus mecanismos, ya no son tan misteriosos. La intuición guiada con amor y el afán de servir, desentrañan el misterio de la vida.

            Respeta las leyes naturales, las jerarquías: la naturaleza, fuerza primaria, se entrega a un orden superior, lo creativo, recibiendo su estímulo.

            La naturaleza, representada en el plano más concreto por la Tierra en toda su inmensidad, tiene una riqueza grandiosa que nutre a todos los seres y desparrama belleza, estas cualidades la colocan a la altura de lo esencial para recibir el mandato de lo creativo. Esto en la salud humana significa no independizarse anárquicamente, sino dejarse conducir de acuerdo a las leyes, con entrega. Esta es la tarea más importante en lo pequeño, de cada individuo, como hijo de la madre Tierra, para que la dualidad entre lo sensual, sensorial y lo espiritual, funcione como un par complementario, y no como opuestos destructivos.

            Obra la cualidad intrínseca del hexagrama: la entrega ferviente.

            Se pueden comprender las palabras de Goethe:


“Contemplad pues con humilde mirada
la pieza maestra de la eterna tejedora:
como anima mil hebras una sola pisada,
las lanzaderas disparan a un lado y a otro
y las hebras fluyen encontrándose
y un solo golpe sella mil uniones;
esto no lo reunió ella mendigando,
lo ha ido maquinando desde la eternidad
a fin de que el eterno gran maestro
pueda tranquilo urdir la trama…”  



            La profundidad desconocida, del ser psicofísico, se expande hacia la luz de la superficie, permitiendo con el orden natural, que obra desde la tierra, desde la actitud femenina, receptiva y protectora, su recuperación. O de lo contrario, sin respeto por ese orden, se entrega a la loca carrera de su autodestrucción.

            Hipócrates en el año 400 A.C., guiado por la ley de causa y efecto, construyó sus aforismos sobre la base de que la vida de todo ser tiene una esencia orgánica y defensas que no fallan nunca mientras no se las entorpezcan. La enfermedad no es mas que una sabia respuesta del organismo, que mediante una crisis curativa y defensiva establece el equilibrio que rige la salud.

            Reeducando las funciones desviadas, verdadera causa del mal: alimentación inapropiada para la naturaleza humana, insuficiente eliminación de los tóxicos, se recuperan las defensas orgánicas, sin paralizar la crisis curativa.

            Hipócrates decía: “que tu alimento sea tu medicina y tu medicina el alimento”

            La Tierra con sus productos guía la alimentación; ésta misma activa los órganos de eliminación (emuntorios), sin recurrir a mecanismos prestados.

            Hipócrates decía: “Si quieres curarte haz lo contrario de lo que hiciste para enfermar”

            Frente a la enfermedad el camino es largo y obra la perseverancia; hay un primer momento de extremo recogimiento y meditación que requieren apartarse de la vida común (equinoccio de primavera y solsticio de invierno), es un tiempo de limpieza profunda; en soledad recibir de lo creativo el aliento purificador para luego seguir el trabajo con el propio organismo,  consciente y activo, con exigentes cuidados, es el medio día, el equinoccio otoñal y el solsticio estival. Lo receptivo en función de lo creativo.

            No desbordan las circunstancias, si hay sereno sometimiento a los designios naturales inspirados por lo sublime de la creación, al contrario, se fortalece el ser, así como la tierra, para no quedar a merced de la enfermedad.

            La Tierra depura a sus criaturas y se autodepura, tan solo no hay que alterar las condiciones naturales.

            Hay una función primordial: una energía vital vibrante, que provoca un recambio permanente de materiales entre el individuo y el medio que lo rodea; cuando esto es correcto constituye la salud.

            Hay una enfermedad: el recambio incorrecto, causante de las afecciones y acumulaciones tóxicas en los tejidos.

            Hay una sola terapia. La vuelta al recambio correcto que provoca la desintoxicación y la recuperación de la salud.

            Hay una intoxicación física y otra psíquica. La primera implica el abandono  de la línea recta y sencilla, sin presunción, que señala la Tierra receptiva y noblemente magna, y descompone a la segunda, depositaria de lo creativo. Sólo recomponiendo la primera el paciente se transforma en un buscador de la verdad seguidor de las leyes naturales, cuyo conjunto constituye una perfecta mente cósmica proveniente del supremo hacedor. En estas condiciones la mente y el ser individual íntegro constituyen una síntesis de la mente cósmica, con esta armonía el organismo cura solo, usando su propia energía vital.

            Para esto requiere una conducta sin vanidad, dado que los procedimientos para con el propio cuerpo se desenvuelven en soledad y con concentración.

            Este camino no confiere méritos, pero confiere claridad de consciencia, que puede luego servir a los semejantes.

            En síntesis: entrega ferviente a las leyes naturales que rigen los fenómenos sobre la tierra. De esta manera lo receptivo femenino y protector es conducido suavemente por la esencia de lo creativo. Se cumple con el orden cósmico universal, no hay desvío, se mantiene la salud en todos los planos del ser individual y universal.

 

Imprimir el artículo


Beatriz Rodriguez
Doctora en Ciencias Médicas



Hexagrama N° 56 Lü / El Andariego - El Viaje -
Por la Poeta - Narradora Lucía Rosso
Hexagrama N° 16 Yü / El Entusiasmo-
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Ensayo completo sobre I Ching y Sincronicidad
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Iching y Salud
Por la Doctora Beatriz Rodriguez
Metáforas cruzadas entre el I Ching, la Psicología Analítica y la Física Cuántica
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Hexagrama N° 5 Hsü / La Espera (La Alimentación),
"Un Enfoque Psicológico Transpersonal"
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Posibilidades y Probabilidades en el método de los tetraedros
- Comparaciones con otros métodos-
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Algunas reflexiones sobre los hexagramas N° 3 y N° 31
Hexagrama N° 3 Chun / La Dificultad Inicial
Hexagrama N° 31 Hsien / El Influjo (El Cortejo)

Por la Docente Rosa Shapira
Hexagrama N° 25 Wu Wang / La Inocencia (Lo Inesperado)
"Un Enfoque Psicológico Transpersonal"

Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Hexagrama N° 2 K´un / Lo Receptivo y Salud
Por la Doctora Beatriz Rodriguez
Polaridades, Anillos y Territorios en el I Ching
Por el Licenciado Miguel Weil
I Ching, algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
(1° Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
I Ching, algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
(2° Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
I Ching, algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
(3° Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
I Ching, algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
(4° Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
I Ching, algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
(5° Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
I Ching, algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
(6° Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
I Ching, algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
(7° Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Cómo enfrentar el problema de una respuesta del I Ching con muchas líneas móviles
(1º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Cómo enfrentar el problema de una respuesta del I Ching con muchas líneas móviles
(2º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
EL SENDERO DEL HÉROE Y LOS HEXAGRAMAS DEL I CHING
Los estados de conciencia del arquetipo del guerrero
"Un Enfoque Psicológico Transpersonal"
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Cómo enfrentar el problema de una respuesta del I Ching con muchas líneas móviles
(3º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Asociaciones en torno al hexagrama 50 - El Caldero
Por la Docente Rosa Shapira
Hexagrama N° 16 Yü / El entusiasmo,
"Un Enfoque Psicológico Transpersonal"
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Cómo enfrentar el problema de una respuesta del I Ching con muchas líneas móviles
(4º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Elementos de Álgebra Booleana aplicables a las estructuras del I Ching
(1º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Elementos de Álgebra Booleana aplicables a las estructuras del I Ching
(2º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Hexagrama N° 27, I "La Boca, La Alimentación"
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Reflexiones sobre el Tiempo y el I Ching
Por la Docente Rosa Shapira
Hexagrama N° 48, Ching "El Pozo de Agua"
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Hexagrama N° 50, Ting "El Caldero"
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Polaridades, Anillos y Territorios en el I Ching
(parte 2 de 3)
Por el Licenciado Miguel Weil
Elementos de Álgebra Booleana aplicables a las estructuras del I Ching
(3º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Hexagrama N° 49, Ko "La Revolución"
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Elementos de Álgebra Booleana aplicables a las estructuras del I Ching
(4º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Elementos de Álgebra Booleana aplicables a las estructuras del I Ching
(5º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Algunasreflexiones sobre el tema del destino en la poesía de Borges dedicada al IChing
(1º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Hexagrama N· 63, Chi Chi, “La Conclusión”
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Hexagrama N· 64, Wei Chi, “Inconcluso”
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Algunas reflexiones sobre el Hexagrama 43 (El Desbordamiento, La Resolución)
Por la Docente Rosa Shapira
Algunasreflexiones sobre el tema del destino en la poesía de Borges dedicada al IChing
(2º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Hexagrama Nº 1, Ch’ien, El Cielo,  “Lo Creativo”
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Más allá del oráculo
(o conversando con el I Ching)
Por Nené Montero
Yi Jing y el Budismo en elJapón de la Era Tokugawa
Por Luis E. Andrade
Elementos de Álgebra Booleana aplicables a las estructuras del I Ching
(6º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Algunasreflexiones sobre el hexagrama 5
(la espera, la alimentación)
Por la Docente Rosa Shapira
Algunasreflexiones sobre el tema del destino en la poesía de Borges dedicada al IChing
(3º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Algunasreflexiones sobre el tema del destino en la poesía de Borges dedicada al IChing
(4º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(1º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(2º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(3º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(4º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(5º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(6º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(7º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Noticia Bibliográfica
“Adivinar el Inconsciente”
Por Ezequiel Saad Tobis
Una colaboración desde España
“El I Ching es un grupo finito Abeliano e involutivo”
Por el Licenciado Javier Martínez de la Casa
Aplicación de la teoría de Grupos a la consulta oracular
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(8º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(9º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(10º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(11º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(12º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(13º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
   



Volver

© SAICHING 1997-2012