Imprimir el artículo



I Ching

Algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
3° Parte


Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky ©

 

Habiéndose completado en el artículo anterior el punto 2.1 del temario: Método de las tres monedas, se proseguirá con el punto 2.2: Método de los cincuenta tallos.

Para ello comenzamos por una descripción afinada de la operatoria del método de los tallos que servirá de base para los análisis posteriores.

 

2.2 – Método de los 50 tallos

 

         2.2.1 – Operatoria del método de los tallos

 

1 – Tomamos 50 tallos y separamos uno que actuará como “testigo” sin participar de las biparticiones. Es decir, estas se realizan con 49 tallos.

 

2 – Las biparticiones son subjetivamente centralizadas pero sin dedicación consciente en ello. Dejamos que las manos tomen a su cargo la división. De preferencia realizamos la bipartición con los ojos cerrados para lograr lo anterior.

 

3 – Primera bipartición


a) Se deposita en la mesa el grupo que queda en la mano derecha y se retiene el de la mano izquierda.

 

b) Del grupo depositado en la mesa se retira un tallo que se coloca en la mano izquierda y se sostiene entre el dedo meñique y el anular. Este tallo es denominado Supernumerario (S).

 

c) De los tallos sostenidos en la mano izquierda se van desprendiendo grupos de cuatro que se colocan juntos en la mesa sin que se confundan con el grupo proveniente de la mano derecha.

 

d) Finalmente (aparte del Supernumerario) en la mano izquierda han quedado 1 ó 2 ó 3 ó 4 tallos (el último grupo de 4 – si lo hubiera – se retiene en la mano izquierda). Estos se colocan a continuación del S entre los dedos anular y medio.

 

e) Se procede a tomar en la mano izquierda el grupo de la mesa que provenía de la mano derecha.

 

f) Se repite con este el descarte en grupos de cuatro, quedando al final 1 ó 2 ó 3 ó 4 tallos y esto de acuerdo a lo que había quedado del grupo de la mano izquierda con las siguientes relaciones:

 

           

MI
MD
4
4
3
1
2
2
1
3



Estas indican que si de los descartes del grupo de la mano izquierda (del inicio) han quedado 4 tallos deben quedar 4 tallos en los descartes del grupo proveniente de la mano derecha. Si hubiesen quedado 3 tallos del grupo inicial de la mano izquierda debe quedar 1 tallo en los descartes del grupo proveniente de la mano derecha. Si 2 de mano izquierda deben quedar 2 de mano derecha. Si 1 de mano izquierda deben quedar 3 de mano derecha.

Los descartes del grupo proveniente de la mano derecha se colocan juntos en la mesa sin que se confundan con los otros descartes provenientes de la mano izquierda (en la bipartición) – ello es a efectos verificativos por si hubiera error en los descartes parciales, como, por ejemplo, no bajar un grupo de cuatro sino tres o cinco tallos.

 

g) Se juntan todos los tallos que han quedado en la mano izquierda. Estos pueden ser ó 5 ó 9 de acuerdo al siguiente esquema:

 

          

Cuadro N° 1

MI
MD
S
Suma
4
4
1
9
3
1
1
5
2
2
1
5
1
3
1
5
       



 

Estos tallos se apartan para seguir trabajando con el resto que se unifica (luego de haberse verificado la inexistencia de errores en los descartes parciales en grupos de cuatro, o de haberlos luego de producida la corrección).

 

 

 

4 – Segunda bipartición

 

Se repite lo operado en la primera bipartición pero con los tallos que han quedado. Estos pueden ser 44 ó 40.

Al final de esta parte de la operatoria quedarán para ser apartados ó 4 u 8 tallos de acuerdo al siguiente esquema:

 

 

                       

Cuadro N° 2

MI
MD
S
Suma
4
3
1
8
3
4
1
8
2
1
1
4
1
2
1
4



 

Estos se juntarán con los ya apartados por lo que ahora la suma de todos ellos puede ser:

 

                    9 ó 13 ó 17 tallos

 

Consiguientemente seguiremos operando con:

 

                    40 ó 36 ó 32 tallos

 

5 – Tercera bipartición

 

Se repite lo operado en las otras biparticiones.

Al final de esta parte de la operatoria quedarán para apartarse ó 4 u 8 tallos como en la segunda bipartición y con el mismo esquema indicado.

Estos tallos se juntan con los ya apartados en las otras biparticiones.

La suma de todos ellos puede dar:

 

13,  17,  21  ó  25 tallos

 

quedando correspondientemente en la mesa:

 

36,  32,  28  ó  24 tallos

 

6 – Obtención de las líneas

 

Con estos tallos (36, 32, 28, ó 24) hago una separación en grupos de cuatro. Correspondientemente quedarán:

9 grupos, 8 grupos, 7 grupos, 6 grupos

que significan la obtención de:

 

                    9 grupos: línea yang móvil

                    8 grupos: línea yin fija

                    7 grupos: línea yang fija

                    6 grupos: línea yin móvil

 

7 – Se repite toda la operatoria 6 veces para obtener el hexagrama.

                               

Corresponde ahora dar comienzo a la etapa de análisis.

 

2.2.2 – Etapa de análisis

 

2.2.2.1 – Encuentro de los resultados posibles

 

Partiremos de las líneas del hexagrama, retrocediendo en el procedimiento.

 

a) Hemos visto la asociación de las líneas con los números:

 

                  

yang móvil ......................
9
yin fijo ......................
8
yang fijo ......................
7
yin móvil  ......................
6

 

b) Hemos visto la asociación de estos números con la suma de lo apartado en todas las biparticiones:

 

                                9 ................ 13 tallos

                                8 ................ 17 tallos

                                7 ................ 21 tallos

                                6 ................ 25 tallos

 

Hasta ahora son asociaciones biunívocas.

 

c) Conocemos lo que se puede descartar en cada bipartición:

 

                    Primera bipartición:  5 ó 9 tallos

                    Segunda bipartición: 4 u 8 tallos

                    Tercera bipartición:  4 u 8 tallos

 

Nos formulamos ahora la siguiente pregunta:

 

¿De cuántas formas distintas puedo obtener los valores suma de los descartes en las tres biparticiones?

 

En lo que sigue los subíndices indican a que bipartición corresponde el valor indicado.

 

25 = 91+82+83  Una sola forma.

 

21 = 51+82+83 = 91+82+43 = 91+42+83  Tres formas distintas.

 

17 = 51+42+83 = 51+82+43 = 91+42+43  Tres formas distintas.

 

13 = 51+42+43  Una sola forma.

 

d) Expresando lo anterior en lenguaje más propicio para aplicar un sencillo cálculo combinatorio resulta:

 

- Las formas distintas de obtener 25 dependen de la cantidad de formas distintas de obtener 9 en la primera bipartición y 8 en la segunda bipartición y 8 en la tercera bipartición.

 

- Las formas distintas de obtener 21 dependen de la cantidad de formas distintas de obtener 5 en la primera bipartición y 8 en la segunda y 8 en la tercera ó 9 en la primera bipartición y 8 en la segunda y 4 en la tercera ó 9 en la primera bipartición y 4 en la segunda y 8 en la tercera.

 

- Las formas distintas de obtener 17 dependen de la cantidad de formas distintas de obtener 5 en la primera bipartición y 4 en la segunda y 8 en la tercera ó 5 en la primera y 8 en la segunda y 4 en la tercera ó 9 en la primera bipartición y 4 en la segunda y 4 en la tercera.

 

- Las formas distintas de obtener 13 dependen de la cantidad de formas distintas de obtener 5 en la primera bipartición y 4 en la segunda y 4 en la tercera.

 

y y ó  asumen el papel de conectores lógicos.

 

e) De acuerdo a lo anterior las preguntas pasan ahora a ser:

 

1- ¿De cuántas formas distintas puedo obtener 9 en la primera bipartición?
2- ¿De cuántas formas distintas puedo obtener 5 en la primera bipartición?
3- ¿De cuántas formas distintas puedo obtener 8 en la segunda bipartición?

4- ¿De cuántas formas distintas puedo obtener 4 en la segunda bipartición?

5- ¿De cuántas formas distintas puedo obtener 8 en la tercera bipartición?

6- ¿De cuántas formas distintas puedo obtener 4 en la tercera bipartición?

 

Estas preguntas están ya contestadas al nivel de los descartes posibles (o sea independientemente todavía de las formas distintas de llegar a cada uno de los descartes – ver cuadros n° 1 y n° 2 de la operatoria del método de los tallos).

 

      

Cuadro N° 3

Preguntas
Obtención de
Formas distintas
 
1
91 
Una
2
51 
Tres
3
82 
Dos
4
42
Dos
5
83
Dos
6
43
Dos



 

f) En función de lo anterior podemos realizar (desde este nivel) el cálculo combinatorio de posibilidades indicado en el punto d).

Tenemos en cuenta que los conectores lógicos y y ó se concretizan para este cálculo del siguiente modo:

y como producto

ó como suma

Resulta:

Formas distintas de obtener 25 (yin móvil)

 

                    1 x 2 x 2 = 4

 

Formas distintas de obtener 21 (yang fijo)

 

3 x 2 x 2 + 1 x 2 x 2 + 1 x 2 x 2 = 20

 

Formas distintas de obtener 17 (yin fijo)

 

3 x 2 x 2 + 3 x 2 x 2 + 1 x 2 x 2 = 28

 

Formas distintas de obtener 13 (yang móvil)

 

                    3 x 2 x 2 = 12

 

El número total de posibilidades desde este nivel es:

 

         4 + 20 + 28 + 12 = 64

 

Recordando que 25 como descartes son 24 sobre la mesa, que 21 como descartes son 28 sobre la mesa, que 17 como descartes son 32 sobre la mesa y que 13 como descartes son 36 sobre la mesa, (la suma de los descartes con los tallos que quedan en la mesa siempre da 49) podemos visualizar también lo obtenido con un árbol de posibilidades resumido o uno completo.

Primero veamos el resumido:

 




 

Para el cuadro completo de posibilidades (desde este nivel) introducimos también la nomenclatura de los descartes parciales posibles como: Restos, en forma abreviada R.

Así: R1 significa que me ha quedado un tallo como resto de los descartes producidos en el grupo de tallos que ha quedado en la mano izquierda luego de la bipartición. Como vemos en el cuadro n° 1, este resto implica que quedaron 3 tallos como resto del montón derecho y que se tendrá en total una suma 5 en la primera bipartición.

Por ello mencionamos sólo al resto del montón izquierdo y hay una asociación definida de este resto con la suma correspondiente en cada bipartición:

 

                    R1 ---------- S5

                    R2 ---------- S5

                    R3 ---------- S5

                    R4 ---------- S9

 

Lo anterior es para la primera bipartición y:

 

                    R1 ---------- S4

                    R2 ---------- S4

                    R3 ---------- S8

                    R4 ---------- S8

 

Para la segunda bipartición y finalmente:

 

                    R1 ---------- S4

                    R2 ---------- S4

                    R3 ---------- S8

                    R4 ---------- S8

 

Para la tercera bipartición (ver cuadro n° 2).

El árbol de posibilidades completo (hasta este nivel sería):

 




 


En resumen:

Tenemos 64 posibilidades por lo que el poder discriminador del método (desde este nivel) es de 1 en 64.

De esas 64 posibilidades:

 

  4 llevan a línea 6 (yin móvil)

20 llevan a línea 7 (yang fijo)

28 llevan a línea 8 (yin fijo)

12 llevan a línea 9 (yang móvil)

 

Debemos remarcar que hasta aquí lo analizado surge como resultado de la operatoria.

Hasta ahora no se ha mencionado para nada la palabra “probabilidades”, sino que hemos puesto en claro (hasta este nivel) las “posibilidades”, no obstante para llegar a la comparación de ambos métodos: 1- Las tres monedas y 2- Los 50 tallos en algún momento debemos pasar de “posibilidades” a “probabilidades”.

 

Lo obtenido en cuanto a posibilidades coincide con lo expresado por Hellmut Wilhelm en su texto “El Significado del I Ching”:

 

“Los resultados posibles para una línea no son en este caso ocho, sino 64, los que se distribuyen del modo siguiente respecto del número de líneas:

 

                    6  :  4

                    7  :  20

                    8  :  28

                    9  :  12    

 

Corresponde ahora proseguir con el análisis para poder arribar al cálculo de probabilidades correspondiente.

 


(Continuará).......   
Imprimir el artículo

                            

                                 



©Raúl Jurovietzky
Ingeniero
30 de Enero de 2003
E-Mail: rauljuro@saiching.org

          



Hexagrama N° 56 Lü / El Andariego - El Viaje -
Por la Poeta - Narradora Lucía Rosso
Hexagrama N° 16 Yü / El Entusiasmo-
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Ensayo completo sobre I Ching y Sincronicidad
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Iching y Salud
Por la Doctora Beatriz Rodriguez
Metáforas cruzadas entre el I Ching, la Psicología Analítica y la Física Cuántica
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Hexagrama N° 5 Hsü / La Espera (La Alimentación),
"Un Enfoque Psicológico Transpersonal"
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Posibilidades y Probabilidades en el método de los tetraedros
- Comparaciones con otros métodos-
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Algunas reflexiones sobre los hexagramas N° 3 y N° 31
Hexagrama N° 3 Chun / La Dificultad Inicial
Hexagrama N° 31 Hsien / El Influjo (El Cortejo)

Por la Docente Rosa Shapira
Hexagrama N° 25 Wu Wang / La Inocencia (Lo Inesperado)
"Un Enfoque Psicológico Transpersonal"

Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Hexagrama N° 2 K´un / Lo Receptivo y Salud
Por la Doctora Beatriz Rodriguez
Polaridades, Anillos y Territorios en el I Ching
Por el Licenciado Miguel Weil
I Ching, algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
(1° Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
I Ching, algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
(2° Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
I Ching, algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
(3° Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
I Ching, algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
(4° Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
I Ching, algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
(5° Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
I Ching, algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
(6° Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
I Ching, algunas diferencias entre los métodos tradicionales para su consulta
(7° Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Cómo enfrentar el problema de una respuesta del I Ching con muchas líneas móviles
(1º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Cómo enfrentar el problema de una respuesta del I Ching con muchas líneas móviles
(2º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
EL SENDERO DEL HÉROE Y LOS HEXAGRAMAS DEL I CHING
Los estados de conciencia del arquetipo del guerrero
"Un Enfoque Psicológico Transpersonal"
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Cómo enfrentar el problema de una respuesta del I Ching con muchas líneas móviles
(3º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Asociaciones en torno al hexagrama 50 - El Caldero
Por la Docente Rosa Shapira
Hexagrama N° 16 Yü / El entusiasmo,
"Un Enfoque Psicológico Transpersonal"
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Cómo enfrentar el problema de una respuesta del I Ching con muchas líneas móviles
(4º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Elementos de Álgebra Booleana aplicables a las estructuras del I Ching
(1º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Elementos de Álgebra Booleana aplicables a las estructuras del I Ching
(2º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Hexagrama N° 27, I "La Boca, La Alimentación"
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Reflexiones sobre el Tiempo y el I Ching
Por la Docente Rosa Shapira
Hexagrama N° 48, Ching "El Pozo de Agua"
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Hexagrama N° 50, Ting "El Caldero"
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Polaridades, Anillos y Territorios en el I Ching
(parte 2 de 3)
Por el Licenciado Miguel Weil
Elementos de Álgebra Booleana aplicables a las estructuras del I Ching
(3º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Hexagrama N° 49, Ko "La Revolución"
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Elementos de Álgebra Booleana aplicables a las estructuras del I Ching
(4º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Elementos de Álgebra Booleana aplicables a las estructuras del I Ching
(5º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Algunasreflexiones sobre el tema del destino en la poesía de Borges dedicada al IChing
(1º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Hexagrama N· 63, Chi Chi, “La Conclusión”
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Hexagrama N· 64, Wei Chi, “Inconcluso”
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Algunas reflexiones sobre el Hexagrama 43 (El Desbordamiento, La Resolución)
Por la Docente Rosa Shapira
Algunasreflexiones sobre el tema del destino en la poesía de Borges dedicada al IChing
(2º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Hexagrama Nº 1, Ch’ien, El Cielo,  “Lo Creativo”
Por la Licenciada Yolanda Ohanna
Más allá del oráculo
(o conversando con el I Ching)
Por Nené Montero
Yi Jing y el Budismo en elJapón de la Era Tokugawa
Por Luis E. Andrade
Elementos de Álgebra Booleana aplicables a las estructuras del I Ching
(6º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Algunasreflexiones sobre el hexagrama 5
(la espera, la alimentación)
Por la Docente Rosa Shapira
Algunasreflexiones sobre el tema del destino en la poesía de Borges dedicada al IChing
(3º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Algunasreflexiones sobre el tema del destino en la poesía de Borges dedicada al IChing
(4º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(1º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(2º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(3º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(4º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(5º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(6º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(7º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Noticia Bibliográfica
“Adivinar el Inconsciente”
Por Ezequiel Saad Tobis
Una colaboración desde España
“El I Ching es un grupo finito Abeliano e involutivo”
Por el Licenciado Javier Martínez de la Casa
Aplicación de la teoría de Grupos a la consulta oracular
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(8º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(9º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(10º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(11º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(12º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
Acerca de las secuencias de hexagramas del I Ching
(13º Parte)
Por el Ingeniero Raúl Jurovietzky
   



Volver

© SAICHING 1997-2012